jueves, 28 de abril de 2016

La Pechina del Túria (La Valencia Negra #5)


La Pechina del Túria.
El ser humano es una criatura sorprendente por así decirlo, en ocasiones le gusta ensalzar su pasado, mostrar las glorias pasadas de su historia, contando con orgullo historias que ocurrieron mucho tiempo atrás… En otras ocasiones decide olvidar esas cosas, y lo que en un tiempo atrás fueron acontecimientos que marcaron el día a día en una ciudad, se quedaron en el olvido, conservándose en unos pocos legajos que algún día un historiador encontraría o en ocasiones esa parte de nuestra historia, acaba sepultada bajo tierra, y que siglos después, por un capricho del destino acaba saliendo a la luz.
Valencia es una de esas ciudades que igual te muestra una tradición o cuenta una historia con orgullo, mientras otras se quedan ocultas, como es el caso de un elemento decorativo que se encontró junto el pretil del río Túria, con la importancia que le dio nombre a una travesía de la ciudad. Se trata de la Pechina, que forma parte del muro de contención del río, junto al Paseo de la Pechina.

Callejero adelanta tus pasos, un poco más y búscala mientras disfrutas del agradable clima de que ya empieza hacer en la ciudad. Mientras te voy a ir contando la historia… 

Curiosamente y como siempre que nos remontamos a un historia antigua... existen dos versiones, la oficial e histórica, y la leyenda urbana... que casi siempre suele ser mas cierta que la oficial. 

Detalle del malecón con los badenes y la Pechina.
En los libros de historia e urbanismo de la ciudad, la Pechina la describen como un elemento decorativo de piedra, que forma parte del pretil de malecón, una rampa ancha  - que junto al del Puente de Serranos eran los dos muelles principales de los puertos fluviales, por los que entraban las mercancías a la ciudad de Valencia. – por donde se bajaban los carros tirados por caballos, la rampa posee una especie de “badenes” que servían para frenar las ruedas y las patas de los animales haciendo facilitar su tarea de carga y descarga de lo que traían las balsas.

La Pechina sería solo la base de la rampa del malecón, situado a la altura de la Casa de la Caridad, y que se encontró enterrada en el lecho del río al ser ajardinado, dándole nombre a la vía que trascurre en paralelo al cauce. 

Pechina semienterrada antes del ajardinamiento actual. 

La Pechina junto al pretil del río en la actualidad. 
Pero la otra historia que guarda la Pechina forma parte de la Leyenda Negra de Valencia, marcaba el punto del Quemadero, el lugar donde tiraban los cadáveres de los ajusticiados y los quemaba la Santa Inquisición con un: “el fuego lo purifica todo “donde ardieron los cuerpos de herejes del cristianismo, judíos conversos, moriscos, esclavos, homosexuales, fembres pecadruis (prostitutas), brujas, endemoniados y blasfemos. Eran juzgados y condenados en la Casa de la Penitenciaría que macabra e irónicamente está situada en la Calle Quemadero, actual calle Sanchís Bergón, que desemboca al Paseo de la Pechina, junto al pretil del río donde se ubica la Pechina.


Ubicación en el mapa. 

3 comentarios:

  1. Te puedes creer que no la he visto aun,gracias por la ubicación,tengo pendiente su visita,me alegra verte en activo.
    Un admirador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada.si vuelvo a escribir. Espero que estes bien.

      Eliminar
  2. Qué curioso... Es un lugar de encuentro de quedada de corredores bastante habitual, pero desconocía la historia.

    ResponderEliminar