lunes, 15 de septiembre de 2014

“La Casa de los Gatos”: la gatera del barrio del Carmen.

El número 9 de la Calle Museo


Recorriendo la comentada calle del Museo, casi antes de llegar al antiguo Convento del Carmen, se encuentra un muro cerrando un pequeño solar, algo sin importancia alguna, pero llama la atención del callejero por la forma en la que está decorado.

En ese muro existe un agujero para permitir el paso de un gato, es lo que comúnmente se llama gatera. Lo más significativo es que alguien en un momento de inspirada originalidad, recreó la pequeña fachada de un casa con todos y cada uno detalles, incluida una tapia junto la casa, con una gran puerta, imitando la entrada a un jardín. Esta parte sobresale mas, porque en realidad es una jardinera, formando un original trampantojo. 

El “edificio” tiene el número 9 de la calle, tiene dos alturas, la primera tiene unas ventanas con un pequeño balcón y la segunda unas pequeñas ventanas con la imagen de una persona asomada. La entrada a la casa es un portón con tres escalones acompañados con una fuente a un lado.

 Además de una diminuta placa conmemorativa que en valenciano está escrito: “A la memoria de los cuatro gatos que quedaron en el Barrio del Carmen en el año 1904. Jamás se les oyó decir un `miau’ más alto que otro.

Sin duda es una muestra de “ingenio y gracia” tan propia de los valencianos. 


Os dejo unas fotos para que os deleitéis con esta miniatura arquitectónica,  que precisamente este año cumple 110 años . 



Observar el detalle del gato esculpido en piedra sobre el muro pintado como el cielo.

Detalle de la jardinera, que la planta, imita como un árbol sobresaliendo de por encima del muro

La fuente que adorna la fachada. 
La placa conmemorativa.
 Mirad el detalle,  de que han pintado los pequeños azulejitos (teselas),
formando un panel cerámico al estilo manisero.

La gran puerta principal, con blasón heráldico y todo.
 (personalmente, yo hubiera puesto una huellita de gato  estampada)
 También podemos ver el detalle del numero del edificio y que esta la finca asegurada contra incendios. Las puertas de madera tienen hasta pequeñas aldabas.  Como comente en su día, los de esta casa son miembros de la alta sociedad. 




Y bueno que decir... Cuando a los señores gatos se cansen de vivir en al finca Siempre pueden ir a la "Casita de Campo", ubicada en el numero 15 de la misma calle Museo. 









8 comentarios:

  1. He pasado por esta calle alguna vez, es genial. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es un lugar donde la fotografía junto a la casa de los gatos es muy numerosa por múltiples turistas
    Últimamente debido a la captura de colonias de gatos por la zona la entrada de los mismos ha sido muy reducida y apenas se observa que entren a la gatera algún gatito/a.
    Aun así ha padecido algún acto vandalico como grafitis o perdida de parte de la casa y el dueño del solar ha podido restaurarlo en algunas ocasiones.
    Atentamente: Un admirador.

    ResponderEliminar
  3. Jajj¡ pero que preciosidad y yo sin enterarme, es cómo de cuento. Lo he copiado en mi blog si no te importa si no me lo dices y quito la entrada. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carmen por leerme. No pasa nada, puedes compartirlo.
    Que tengas unas buena tarde. un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Los autores de la casa son los de la tienda de artesanía que hay en el número 6 de la calle y son también autores del macetero que hay en la terraza del Café Museu. Hasta mediados de los 90, la casita estaba en el muro de enfrente pero, por reforma del edificio donde estaba situada, se cambió.
    Ya de paso se le añadió un piso superior y balconada. A los mininos las cosas les han ido bien todos estos años..

    ResponderEliminar
  6. Conocía e iba a comentar lo de la casa de artesanía. Anteriormente, estaban casi enfrente de la casa de los gatos y un año, por fallas, hicieron una exposición (creo recordar bien) de figuras en barro. Y fue entonces cuando vi por primera vez esa fachada. ¿Será de ese año? Sólo queda pasar y preguntar.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta esta casita, el panel cerámico que hay frente a la casa de los gatos en tonos azules y blanco sabéis desde cuando lleva allí?

    ResponderEliminar
  8. Hola. En primer lloc, dir-te que m'agrada molt el teu blog i és evident que darrere hi ha un treball executat amb passió i intensitat. Per això espere que aquesta correcció que vaig a fer-te no la prengues com una impertinència, i si com una voluntat de millorar més encara aquesta entrada:

    La placa commemorativa no fa referència a 1904, sinó a 1094, any el qual el Cid ja estava establit a la ciutat de València. Els cristians, amb eixa intel·ligència i rigor científic que sempre els ha caracteritzat, tenien la superstició que el gat era un animal diabòlic i portador de la mala sort, per la qual cosa es va executar l'ordre de fer desaparéixer tots els gats de la ciutat -La majoria els cremaren vius- quedant-se únicament tal com resa el cartell "Quatre gats".

    En conseqüència, i pel que fa a la placa, tampoc té 110 anys d'antiguitat. Segons tinc entés, la va fabricar el mateix amo del solar que dóna a la part interior de la gatera, que també era propietari del baix d'enfront -On, si fas memòria, també hi ha una placa de característiques similars... La placa no ha de tenir més de 40 anys.

    ResponderEliminar