miércoles, 3 de mayo de 2017

Las Cruces de Mayo, el origen de la fiesta. (La Valencia religiosa #2 )

Una de las Cruces de Mayo que podemos encontrar.
Fotografía de Manolo Guallart. 

Mayo a llegado ya a nuestra ciudad, y seguro callejero que recorriendo las calles de Valencia te habrá llegado a tí, un agradable aroma floral procedente de unas estructuras en forma de cruz cubiertas de flores. Se trata de otra fiesta más en nuestro calendario festero: Las Cruces de Mayo. 

El origen de esta festividad se pierde en la noche de los tiempos... de cuando éramos celtas e iberos y honrar culto a la Naturaleza era común... unas tradiciones que quizás por la lejanía y el misterio que nos causan estas fiestas paganas antiguas, le otorgan con el paso del tiempo cierto atractivo.



Se trataba de la celebración del Árbol de Mayo seguramente originaria del pueblo celta que veneraban a los árboles y que con el tiempo se fue extendiendo entre los diferentes pueblos de Europa hasta llegar a los romanos, quienes celebraban su versión de la fiesta llamada Arbor Intrat, que consistía en cortar un pino, se engalanaba con unas serie de guirnaldas, cintas y una imagen de Atis y se colocaba en el templo de Cibeles, deidad de la Madre Tierra.


El hallazgo de la Santa Cruz
Agnolo Gaddi S. XIV (Italia)

Con el paso de los siglos, el cristianismo se apoderó del mundo y con mucho ingenio los cabecillas de la primera Iglesia Cristiana decidieron no prohibir los cultos paganos que realizaba el pueblo, sino ir poco a poco cambiandolos a una imagen cristiana. De igual manera que mantuvieron las romerías por los montes cambiando el icono pagano por una imagen mariana o un santo patrón, también cambiaron el Árbol de Mayo por una cruz. !Y dar el cambiazo les salió perfecto ¡

Porque dió la casualidad de que en los primeros días de mayo se encontró la Vera Cruz. Así pues transformaron el simple culto a la vegetación primaveral, cambiando los árboles por cruces engalanadas de flores, hojas y cintas, para conmemorar una nueva festividad la Invención de la Santa Cruz la cual consistía en recordar que durante la peregrinación a Jerusalén que hizo Santa Elena, madre del emperador Constantino, encontró un 3 de mayo del año 326, aquellas tierras, la Cruz Verdadera donde fue crucificado Cristo.


Quedando esta fecha marcada en el calendario festivo religioso, con el nombre de Invención (hallazgo) y en la denominación popular como Mayo Florido, Pascua Florida o Cruz de Mayo.

En el siglo XVII Lope de Vega ya nombra las celebraciones de la Cruz de Mayo en su obra "La mejor enamorada, la Magdalena" con una copla:


Este sí que es un mayo famoso.
Este sí que lleva la gala
que es la Cruz en que Dios murió.
Este si que lleva la gala
que los otros árboles no. 


Las Cruces de Mayo son sin lugar a dudas una celebración de origen pagano y de culto a la Naturaleza - que a mi personalmente me encanta - un culto que ha perdurado a lo largo del tiempo adaptándose a nuestras creencias religiosas, a nuestra sociedad convirtiéndose otra tradición que como buenos valencianos somos y como tal amantes de las tradiciones y las fiestas nos gusta celebrarlo y llenamos nuestras calles de cruces, que luego serán juzgadas por el Concurs de Creus de Maig que organiza cada año la sociedad cultural de Lo Rat Penat. 

Desde aquí os ánimo a salir a la calle, dejaros guiar por vuestro olfato y buscad las hermosas cruces que ornamentan nuestra ciudad.

Otro ejemplo de Cruz de Mayo.
Fotografía: J.Luis Vila 

No hay comentarios:

Publicar un comentario