jueves, 30 de abril de 2015

La Universidad de Valencia




La Universidad de Valencia “Universitat de València- Estudi General” fue fundada el 30 de abril de 1499 con el nombre de Estudi General, es una de las universidades más importante y antiguas de España.

Grabado del siglo XV del Estudi General
En el siglo XIII en Valencia se podía estudiar enseñanzas superiores, pero eran impartidas por entidades diferentes, por ello los Jurados de Valencia decidieron reunir todos los estudios dependientes en la ciudad y de la iglesia en un único “Estudi General ” como muestran los estatutos publicados en 1412 y aprobados por el obispo Hugo Llupià. Las aulas originales se instaló junto la Iglesia de San Lorenzo, aunque la libertad de educación otorgada por los Fueros de Valencia permitió que se establecieran escuelas en otros lugares. Esta unificación duró hasta 1416 pero fue la base de la creación de la Universidad, la cual los Jurados de Valencia querían que su rango de estudios universitarios alcanzara los impartidos en Salamanca y Bolonia.


Antigua Universidad de Valencia "La Nau"

El Concejo acordó la adquisición de casas y fincas que sirvieran para las instalaciones del Estudio General, mientras que los Jurados de Valencia elaboraron unos segundos estatutos que sobre la concesión de títulos de nivel universitario. Llevando a comprar a Isabel Saranyó el 1 de abril de 1493 de una casa con huertas y patios que se convertiría en la primera Universidad – actualmente Edificio de la Nave – y luego se dio lugar las Constituciones del Estudio General el 30 de abril de 1499. Solo faltaba las licencias correspondientes así pues dada la circunstancia de que el papa Alejandro VI era valenciano, de la Casa de los Borja y los jurados y el arzobispo de Valencia un sobrino del papa, acudieron al pontífice a conseguir la bula de erección. La cual fue expedida el 22 de enero de 1500, reconociendo la nueva Universidad y que autorizaba al arzobispo de Valencia otorgar los títulos de bachiller y doctor en su nombre. El día 19 de octubre de 1500 se inauguró el Estudio General de Valencia comenzando sus clases, las facultades de: Teología, Artes, Filosofía, Medicina y Derecho.

Se financiaba con los fondos públicos de la ciudad y con las matrículas de los estudiantes, las facultades más favorecidas era Teología, Derecho y Medicina, cuyos profesores cobraban 35 libras anules, mientras que Filosofía y Artes eran 25 libras anuales.


Actualmente es una Universidad pública orientada a la docencia e investigación en casi todos los ámbitos del Saber. Se divide en cuatro campus principales: Blasco Ibañez, Tarongers, Ontinyent y Burjasot – Paterna. Además contando con numerosas delegaciones como el edificio histórico de La Nave “La Nau”, El Jardín Botánico de la Universidad de Valencia o el Palacio del Cerveró. Dispone de red inalámbrica en todas sus instalaciones, servicios de correo electrónico para todos los estudiantes, laboratorios, centro de idiomas e instalaciones deportivas.


Campus de Tarongers


La Biblioteca de la Universidad cuenta con 1.392793  volúmenes, es la cuarta biblioteca universitaria más grande de España tras la Biblioteca  de la Universidad Compútense de Madrid, la de Barcelona y Sevilla.  

Biblioteca de Humanidades "Joan Reglà"


lunes, 27 de abril de 2015

El Puente de la Trinidad (Puentes y pretiles de Valencia # 2 )

El Puente de la Trinidad hoy en día.
Junto el Museo de Bellas Artes

Se trata del puente más antiguo de la ciudad, datado en el siglo XV. Fue construido en piedra sustituyendo a uno medieval de madera. Su nombre proviene del Monasterio de la Santísima Trinidad que está emplazado en uno de sus extremos. También se le ha denominado como “El pont dels Catalans” porque en su entorno se instalaron los repobladores de Lérida.

Es de estilo gótico, cuenta con diez grandes arcos apuntados de 16 metros de luz. Su longitud es de 158 metros.  Mateu Texidor fue el encargado de llevar a cabo esta obra de ingeniería entre los años 1401 y 1407. Tras una riada en 1517 tuvo que ser reconstruido como registra el libro de la Junta de Murs i Valls .

Estuvo adornado desde 1722 con unas esculturas cubiertas por casalicios del mártir mozárbe Bernando – a la izquierda  – y las hermanas mártires María y Gracia patronas de Alzira – a la derecha – Discha ornamentación fue costeada por el canónigo  de la Catedral Don Jaime Cervera. 

Desgraciadamente fueron destruidas en el asedio de los franceses durante la Guerra de la Independencia en 1808. Las esculturas que hoy en día luce el puente fueron colocadas en 1942, las cuales estuvieron originalmente en el Puente de San José que en 1906 se retiraron y guardaron en el Museo de Bellas Artes, el cual las colocó en el puente. Representan a San Luis Beltrán esculpida en 1693 y Santo Tomas de Villanueva en 1694 por el italiano Jaboco Antonio Ponzanelli. 

jueves, 23 de abril de 2015

Palmeras, los faros de tierra adentro.


Una  de las pocas alquerías con su tradicional palmera,
cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
-Fotografía de J. Luis Vila Castañer -

Callejero estarás cansado de tu caminar, por eso te invito a sentarte bajo la sombra estrellada de la palmera y si me lo permites, te contaré un cuento.

Como todo el mundo sabe, los marineros para orientarse en el mar, utilizan los faros, que según el juego de destellos, saben a qué puerto se acercan. Pero en tierra todo es distinto, los hombres de tierra firme, no toman rumbos, ni consultan mapas, lo único que funciona es saber conocer el terreno y sobretodo guiarse por las palmeras, que nos indican que camino proseguir.

Fueron los musulmanes quienes inventaron los "Faros de tierra a dentro". Ellos mandaron plantar en cada casa una palmera, o lo que es lo mismo, un faro. Cada palmera, es una guía para la orientación del viajero. Su luz es la altura, sus hojas son sus destellos que con solo mirar a lo lejos, el caminante podía orientarse, porque donde hubiera una palmera, allí había gente hospitalaria. Dirigiendo sus pasos hasta ella, los hombres podían encontrar agua y descansar a su sombra hasta reponerse y seguir su camino.

Hoy en día esto se ha perdido, ya no le damos la importancia que le daban los musulmanes, nos hemos olvidado de su función estratégica en tierra, y la gente ya no es tan hospitalaria y siguen sus caminos a través de pequeños artilugios que guardan en sus ropajes, ignorando la presencia de quienes se cruzan en su caminar.

Solo te diré una cosa callejero, cada vez que veas una palmera "abandonada" en mitad de la huerta junto a unas ruinas de una alquería, recuerda que no era un simple árbol ornamental. Era la señal que, en algún momento del tiempo ya lejano, en aquel lugar había gente esperando tu llegada.


lunes, 20 de abril de 2015

Goerlich, el Arquitecto Mayor de la Valencia del siglo XX (Valencianos ilustres # 3 )


El arquitecto Goerlich



Francisco Javier Goerlich Lleó (Valencia 1886 - 1972). Fue uno de los arquitectos más decisivos en la formación del perfil de la ciudad de Valencia, tanto por el número de obras como por su cargo de arquitecto municipal en 1924 y arquitecto mayor entre 1931 a 1956.

Era el hijo del cónsul del Imperio Austrohúngaro en Valencia. Estudio arquitectura en Madrid y Barcelona donde se graduó. Después de trabajar libremente por Valencia durante una década, accedió a una plaza de arquitecto municipal del Ayuntamiento de Valencia en 1924, y en 1931 fue nombrado Arquitecto Mayor de Valencia.  Fue también arquitecto del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Arte en 1923, y ostentando este puesto pudo hacer unas reformas en algunos edificios de  Valencia, como el proyecto de la nueva Escuela de Comercio.

Francisco Javier destaco en su época por su capacidad de adaptar el estilo del edificio al gusto del cliente, siendo así uno de los principales representantes del “casticismo” valenciano como la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929. O edificios desde exóticos o neogóticos.

Fue el presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, y miembro de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, y de Bellas Arte de San Telmo de Málaga. Fue profesor  de la Escuela de Artes y Oficios de Valencia y directo del Centro de Cultura Valenciana en 1948. Dono al Museo de Bellas artes de Valencia su colección de arte formada por más de cien obras.

Entre sus obras en Valencia, cabe destacar:

-      Edificio Oltra – (1927)
-      Reforma de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia (1931 – 33)
-      Edificio Martí Alegre, Hotel Londres – (1934)
-      Edificio Valls – (1935 )
-      Edificio Roig Vives – (1940 )
-      Edificio Campos – Calvet - (1935-41)
-      Colegio Mayor Luis Vives – (1935 - 1941)
-      Edificio Patuel – Longas – (1941)
-      Edificio Martí Cortina – (1942)
-      Monumento a los Caídos – (1944-46)