jueves, 30 de octubre de 2014

EL CEMENTERIO DE VALENCIA, 200 AÑOS DE HISTORIA.



El Cementerio de Valencia, comenzó a construir en 1805,
tomando como referente el de Père Lachaise de París 
JESÚS
Camí Real



Callejero se acerca la fecha de Todos los Santos, razón por la que te invito a hacer un viaje a través del tiempo para descubrir la historia del camposanto valenciano.

Todo comienza durante el siglo XVIII cuando un grupo de médicos ilustrados se oponen a que los cementerios estén dentro de las ciudades aún amuralladas. Así púes en Valencia fue el noble Antonio Pascual García de Almunia quien comunica esta idea al Ayuntamiento en 1760.

Pero a pesar de la ley de Carlos III (1787) en que ordenaba la construcción de los camposantos fuera de las ciudades y la prohibición de inhumaciones dentro las iglesias, el tema continuo tal cual estaba durante unos años. Los valencianos, junto la iglesia no se preocupaban de la evidente falta de higiene de estos cementerios, su mal olor y el riesgo de contraer enfermedades contagiosas procedentes de los cadáveres. Hasta que en 1804 a partir de una orden del Consejo de Su Majestad se decide construir el nuevo cementerio de la mano de los arquitectos municipales Blasco y Sales.


        El lugar elegido para tal fin, se encontraba en la partida del molino de Tell, junto al camino de Picassent, a 2000 pasos del camino Real de Madrid. Su extensión era de 680 palmos de largo y 570 de ancho, y distanciaba de un cuarto de legua (3 km act.) del punto más cercano de la ciudad. Sus muros tendrían una altura de 10 palmos. Trazándose un camino para llegar hasta él desde la Puerta de San Vicente (actual Iglesia de San Agustín.)

Panteón del Marques de Jura Real
          Fue inaugurado el 7 de julio de 1807, bendecido por el arzobispo Joaquín Company. Al día siguiente era enterrado el primer cadáver, un maestro carpintero llamado Vicente Gimeno, en una fosa común.

Un año después se construyeron los primero nichos, siendo el primer sepultado, sin abonar tasa alguna, Pedro del Castillo Almunia, Marqués de Jura Real. Con él fue estrenado el servicio de traslado de los fallecidos en una tartana fúnebre propiedad del Ayuntamiento, pintada de verde oscuro y con las armas de la ciudad a los lados. En ella podían llevarse varios ataúdes que servían para más cadáveres, pues el fallecido se le enterraba sin féretro. El carro conducía al difunto desde la iglesia parroquial de San Agustín, junto a la p
uerta de San Vicente, hasta el cementerio. 

Carroza funeraria camino al cementerio.

 En 1812 durante la invasión francesa, el general Suchet ordenó la destrucción de todos los cementerios intramuros, siguiendo las leyes sobre la salud pública y mejoras en el nuevo cementerio, el cual debido al alzamiento popular de 1808, había sido inutilizado, debido a los saqueos de las tropas napoleónicas en su retirada.

Razón por la cual se dotó al cementerio de nuevas puertas y se cerraron los nichos que habían sido profanados. Durante aquella época la necrópolis valenciana media de 350 a 400 m. de largo por 80 m. de ancho, extensión que se quedaría pequeña 30 años después de su inauguración con 4.690 nichos. Las obras de ampliación las hicieron diversos arquitectos basándose en la estética ya dominante destacando el ladrillo caravista.  También se construyó una sala de disección anatómica, siendo sustituida 20 años mas tarde por otra nueva, por su mal estado.

El paso del tiempo, también afecto al estado del camino que llegaba al cementerio, y se tuvieron que acometer obras para nivelar el terreno. En 1847 debido a la gran cantidad de nichos dentro del cementerio, el Ayuntamiento tuvo que comprar más extensiones de tierra.  Diez años depués se aprobaría el Reglamento del Cementerio de Valencia, donde se recogían las normas sobre su cuidado, conservación, edificación de monumentos, obligaciones de sus trabajadores y su dirección, de la cual que encargaba su capellán.


En aquella época los precios de los nichos de primera o a perpetuidad subieron de manera escandalosa, casi el doble pasando de 800 a 1.500 reales. El Cementerio era conocido popularmente como “L´Hort de les Palmes” – El Huerto de las Palmeras -  por la abundancia de estos árboles, además de sauces, naranjos, cipreses, pinos, rosales, jazmines… Todo un conjunto de vegetación que le daba un aspecto hermoso.

Las familias más distinguidas comenzaron a construir panteones, el primero data de 1846 cuando el matrimonio de los futuros marqueses de San Juan le dedico una sepultura familiar a su hijo, muerto tres años antes por extrañas circunstancias, con tan solo 20 años.
A partir de entonces en el cementerio tenía cinco tipos de enterramientos según el estatus social, y poder económico.  Estaba el panteón con su propia capilla, para celebrar misa. Las sepulturas de familia, o panteones más modestos, seguidos de criptas, luego los nichos y finalmente la fosa común para los más necesitados. 

Durante ese periodo también se realizó un paseo central, nivelación del suelo, establecimiento de un horario de visitas. Se construyó también unos pórticos dóricos con 160 columnas que fueron acabados en 1892. 

Pórtico dórico

Monumento a las víctimas del cólera. 
Un tiempo antes, en 1885 la ciudad vivió una epidemia de cólera que se llevó a 5.000 valencianos de una población de 170.000. Para enterrarlos se abrieron dos zanjas que sirvieron de sepultura para las víctimas y en memoria alzaron una cruz monumental.

En 1891 se construyó un Cementerio Civil, dentro del General incomunicado hasta la II República y separado otra vez durante el franquismo hasta 1979, cuando pasó a formar parte de la sección 4ª izquierda.

El nuevo siglo trajo, una nueve ampliación, en 1901 la necrópolis sería ya 63.000 metros cuadrados.  La ciudad ya se había liberado de sus murallas y crecía la población con mas de 210.000 habitantes.  En 1912 se construiría el primer  horno crematorio.  





Ángel Custodio
Un año después se aprobaría un nuevo Reglamento para el Régimen y Gobierno de los Cementerios Católicos, y se levantaron nuevos panteones, convirtiendo el lugar en un muestrario de monumentos, construidos con los mejores mármoles con figuras simbólicas sobre la muerte y ángeles como protectores de los difuntos.
 En el periodo de la II Republica las tumbas en bajo relive cobraron más importancia, decayendo las sepulturas monumentales a causa de un elevado precio por la mano de obra y falta de especialistas. 

El cementerio mantenía el carácter de bello jardín, durante la Guerra Civil se enterraron víctimas de ambos bandos, en fosas comunes (4.500 cuerpos han sido encontrados) prohibiendo casi desde el primer día cualquier manifestación católica hasta que acabo la guerra. Razón por la cual se hizo agrandaron los jardines y los panteones se caracterizaron con formas geométricas y sin adornos. 

A mediados del siglo, la extensión del cementerio llegó hasta los 175.000 metros cuadrados, con 40.000 nichos y 1.200 panteones, con más de cien trabajadores.Sin embargo, estas dimensiones no solucionarían el eterno problema de saturación que tenía el cementerio, se tuvo que agrandar una vez más el camposanto, perdiendo bastantes conjuntos ajardinados, tan necesarios en estos entornos tan fríos e incómodos.

En 1960 se construyeron unas cuantas más manzanas de nichos, colocando losas de hormigón armado prefabricadas junto a un tabique exterior, formando una cámara de aire, para evitar emanaciones tóxicas, siguiendo las normas de la política sanitaria de cadáveres. 20 años después, de aprobó otro Régimen y gobierno de los cementerio municipales (1987) 


Nuevos nichos prefabricados


Crematorio Municipal de Valencia 


En 1985 se proyectaría la última y más ambiciosa ampliación, sumando 270.000 metros cuadrados, suficientes para unos futuros 25 años.  En este periodo se inauguró el crematorio municipal, ubicado en un edificio reciente, no exento de polémica debido a las quejas de los vecinos de los barrios cercanos por los posibles dañinos humos.  Aun así a supuesto que hayan menos enterramientos 4.500 anuales y 2.700 cremaciones anuales. 


En el año 2000 se construyó un tanatorio municipal con 16 velatorios, dos capillas, cafetería, etc… estas modernas instalaciones no han sido obstáculo para que el cementerio goce de un nivel de protección 2 del Catálogo de Bienes Protegidos por el Ayuntamiento, fortaleciendo sus más de 200 años de historia. 

Por último en estos últimos años es posible realizar visitas guiadas a través de “El Museo del Silencio” donde ese posible realizar un recorrido por el patrimonio funerario, cultural, artístico e histórico del Cementerio de Valencia y visitar las sepulturas de los valencianos más ilustres. 


Puerta principal del Cementerio de Valencia. 




Distribución actual del Cementerio de Valencia. 
Vista aérea del cementerio de Valencia en la actualidad

.....oOo......


Fuente: El Cementerio General de Valencia. Historia, arte y arquitectura 1807 – 2007. Miguel Angel Catalá Gorgues. Editorial Carena, Valencia. 2007.



lunes, 27 de octubre de 2014

La Estrella de la Catedral de Valencia (la Valencia oculta #1 )


Estrella de David de 6.45 metros de diámetro.
 Este rosetón tuvo que ser prácticamente reconstruido en 1960
 ya que había sido seriamente afectado por el mal de la piedra.

Callejero seguramente habrás podido observar que nuestra Catedral, tambien tiene la estrella de los judios igual que en la de Palma o la de Burgos. Al contemplarla quizás has llegado a pensar el motivo por el cual un emblema "judio" esta representado con un gran tamaño en un templo cristiano. Tal vez algún pícaro guía turístico te habrá dicho que fue un guiño que hizo un grupo de canteros judíos para reivindicar su procedencia, o que incluso es porque Cristo era judío.

Así que te invito a sentarte en los bancos de la Casa Vestuario y mientras observar la vidriera te contare la historia que escode.

La estrella de David, es un antiguo símbolo que consiste en dos triángulos equiláteros entrecruzados o superpuestos, que forman una estrella de seis puntas. También se le conoce como Hexagrama o sello de Salón, pero no es solo un símbolo judío como la mayoría de las personas conocen. Es más dentro de la comunidad judía reconocen que este símbolo antes pertenecía a otras culturas las cuales les daban un uso tanto decorativo como de talismán protector.

Los orígenes de este símbolo son bastante confusos, algunos dicen que se remontan al Antiguo Egipto, o incluso también se dice que fue usado como representación judía en el siglo VII a. C como emblema de unas de las familias de Sidón – una importante ciudad fenicia – en el actual Líbano.

En época musulmana, el hexagrama era conocido como sello de Salomón – Khatam Suleiman – atribuyéndose como indica su nombre al mítico rey Salomón del cual contaban que tenía un anillo mágico con ese símbolo en su interior y que simbolizaba el nombre secreto de Dios y mediante el cual podía gobernar sobre los demonios. Razón por la cual durante el medievo se utilizó como amuleto para alejar los malos espíritus y los demonios siendo común encontrarlo con una estrella inscrita en un círculo grabada en los marcos o los dinteles de las puertas de las entradas a las viviendas.

En Europa se fue extendiendo, utilizando también en la alquimia como un emblema protector del fuego y del agua, no estaba relacionado con ninguna religión en concreto, en cambio en la masonería era frecuente encontrarlo.
 

En el siglo XIX se introdujo en la sinagogas y objetos de culto relacionados con el judaísmo, en el año 1890 es cuando oficialmente la Estrella de David es el emblema distintivo del pueblo judío en el intento de crear el estado nacional judío en Palestina. Durante el holocausto, los nazis obligarían a los judíos a usar el símbolo en color amarillo en su ropa para marcarlos de forma humillante. Finalmente en 1948 mucho después de la guerra, cuando este emblema paso a ser la bandera de Israel como símbolo de honor, orgullo, respeto y unidad del pueblo judío.



Igual que sus orígenes, es también es incierto el significado de su representación en las catedrales, pero interpretación más común es que ese el símbolo de Jesús, el Mesías, descendiente de la casa de David. Esto es solo en la versión cristiana, en el hinduismo es llama Shatkona, es un mándala de los dioses Shiva – espacio, espíritu – y Shakti – tiempo, materia – que lo podemos encontrar en los viejos templos del sur de la India. Los dos triángulos significa que Dios no es ni hombre ni mujer, sino es un estado de meditación, donde hay un equilibrio perfecto entre el ser humano y la divinidad y que si se mantiene dan lugar al Nirvana.
Como Sello del Rey Salomón, representa la facultad de distinguir moralmente entre el bien y el mal, para poder gobernar con justicia y paz, significa la sabiduría sobrehumana y el gobierno por gracia divina.

En el Cábala, los seis espacios de la estrella representa el poder absoluto de Dios sobre todas las direcciones: arriba, abajo, este, oeste, sur y norte. Siendo el Centro la unión de todos. Representando la dualidad interna del ser humano y los eternos opuestos, la naturaleza dual del bien y del mal, el campo espiritual y el físico, el cielo y la tierra.

En el mundo judío, representa la relación entre Dios y el hombre. La estrella apuntando hacia arriba representa a Dios, y la estrella hacia abajo representa a las personas en la tierra. Los seis lados y el centro representa a los seis días de trabajo y el hexágono en el centro representa el sábado, el día de reposo. Así mismo los doce lados resultantes de los triángulos entrecruzados son las Doce Tribus de Israel. 

La Estrella de David los triángulos hacía arriba representan el sol, el fuego, la energía masculina, mientras el que apunta abajo representa la luna, el agua, la energía femenina. Creando una energía armónica única que hace que la naturaleza cósmica completamente equilibrada.

Así pues todo los significados, como se pueden apreciar se parecen mucho en el sentido principal, representa la eterna dualidad de los polos opuestos: lo lleno y lo vacío, lo masculino y lo femenino, lo arriba y abajo, lo frio y lo caliente, la vida y la muerta, la vigilia y el sueño, el cielo y la tierra, el hombre y la mujer, intuición y razón, conocimiento e ignorancia, positivo y negativo… Sería una representación de complementación de las energías opuesta, algo muy similar al yin y yang.

Así que cada vez que pases por ahí, levanta la cabeza observándolo y recuerda lo que nos quiere decir ese símbolo que forma esa hermosa vidriera: “No hay luz sin oscuridad, no hay bien sin mal.”

lunes, 20 de octubre de 2014

" LUCE "



Seguramente callejeando por Valencia, 
habrás podido ver que en paredes, farolas, puertas, suelos, y en cualquier superficie posible aparece una engimatica palabra LUCE.
 Muchos de nosotros ya nos hemos acostumbrado a leer eso vocablo en las calles de Valencia. Pero... ¿Que se mensaje se esconde detras de esas cuatro famosas letras ?¿Quien está detras de él? ¿A quién va dirigido?


Es obra de un graffitero valenciano, que según se dice es la combinación de letras a través de una variación de su nombre propio.  Según él, no se considera graffitero, sino mas bien una especie de escritor, una persona que escribe unas letras para que sus espectadores reflexionen al leer la palabra. 

Pero hace ya un tiempo, que LUCE no se conforma por mostrar su obra en las calles de la ciudad, sino tambien en galerias. La primera vez en la galeria Kessler Battaglia, y antes fue en una exposicion en Vava Gallery en Madrid.  



Exposición colectiva en Vava Gallery (Madrid, 2012)


Actualmente pretende enriquecer el 'lucismo', que consiste en mobiliario formado por sus cuatro letras, todas desarrolladas en torno a sillas y escaleras en las que está inscrito el  término LUCE.  
 Un ejemplo lo encontramos en la  escalera cuyos peldaños son las cuatro famosas letras atravesadas por una cuerda, y que aparecía colgada en el techo. Rememora la infancia del artista al evocar las escaleras de las cabañas en árboles. Aún así su lugar favorito para mostrar su obra es la calle, donde todo comenzó. Las primeras letras eran a gran tamaño y visibles, luego las a reducido sin resultar agresivas y colocandolas en lugares discretos.



 En la actualidad son muchos los que conocen su palabra, por eso juega con su publico, suprimiendo, girando o haciendo variaciones del nombre, pero conservando la misma esencia de LUCE que cuando empezó hace ocho años.

 Desde entonces se diferenció por escribir letras mas sencillas, que el resto de graffiteros. Utiliza plantillas de madera, donde un día, dio con la clave al fabricar una L con la que generar el resto de letras, luego experimentó con usar un palé para formar su nombre. Más tarde probó en colocar las letras de madera sobre puertas con clavos y martillos. Poco a poco estas dimensiones pasaron a formar parte de sus piezas. Consiguiendo una buena acogida. 



Actualmente los valencianos estamos acostumbrados a encontrarnos con esta palabra, cuatro letras, que ya forman parte del urbanismo de nuestra ciudad, y que quizás le den a Valencia, un poco mas de esa magia que "luce" en sus calles. 







jueves, 16 de octubre de 2014

Francesc de Vinatea, defensor de los Fueros. (valencianos ilustres # 1.)

“Francesc de Vinatea” El defensor de los Fueros de Valencia.
Escultor: Manuel Rodriguez Vázquez. Año 1993. 

 
Nacio en Morella (Castellón) en 1273  y murio en la ciudad de Valencia en 1333, en el mismo año en que se inscribio en la Historia de la Ciudad de Valencia. Hijo de un militar que estaba a las ordenes de Jaime I. 
Francesc se caso con Carbona, hija del señor de Todolella, vivía en Morella donde se dedicaba al comercio, un día descubrío a su esposa en adulterio y siguiendo las costumbres de la época la mató para defender su honor.  Arrepentido fue hasta Valencia para entregarse a la justicia, donde fue juzgado y absuelto por Jaime II. Volvio a Morella y cedió su señorio a Todolella a su hija Francisqueta.Vinatea regresó de nuevo a Valencia, y en mayo de 1333 fue elegido jurado, cargo que le llevaría a la fama, por un episodio histórico.

Según cuentan las crónicas, todo comenzó cuando la influencia de Doña Leonor de Castilla, casada en segundas nupcias con Don Alfonso II, el Benigno, Rey de Valencia, hizo que este concediese a D. Ferran,  hijo del primer matrimonio de Doña Leonor, algunas de las villas más importantes del Reino de Valencia (Játiva, Alzira, Sagunto, Alicante, Morella, Castellón de la Plana i Burriana), para dárselas en feudo a D. Ferran. Sus habitantes estaban indignados y de ninguna manera querían permitir la injusticia que suponía el "Contrafuero", de enfeudarles a D. Ferrán esas ciudades, debilitando el "brazo popular" de las Cortes. Por eso los vecinos de las villas afectadas acudieron a los jurados de Valencia en solicitud de soporte y de defensa. Los “jurats de la Ciutat ”, eligieron entre ellos a Francesc de Vinatea, Jurado del "Cap i Casal", hombre enérgico e insobornable, como portavoz del Reino, para que hablara con el rey.

El jurado no temía que la represalia del rey, que le podía costar su vida, y así lo dijo:

“yo me aventurare a plantear la cuestión ante el Rey mi señor, y no rogare por mi vida, y si me mata el Rey, por lealtad, por lo que si yo me aventuro, vosotros los demás jurados bien podéis acompañarme”

Así pues Vinatea junto a un grupo de personas ocupó la ciudad, con la orden de tomar el Palacio Real y someter al ejército real si recurrían a la violencia. Francesc entró en el palacio delante de todos los jurados y exigió al rey Alfonso II, anular la orden de enfeudamiento para su hijastro Ferrán, para evitar un contrafuero. Ante el rey pronuncio el siguiente discurso:

“Me maravillo del señor rey y de todo su consejo de las dotaciones que han consentido, cuando no podían separar dicha villas del Reino de Valencia, si lo hacía Valencia no sería nada, pero ellos no consentirían dichas dotaciones, los contradecían y los llamaba traidores”.

 
A lo que rey Alfonso le contesto, ante las palabras de la reina cuando esta se ofendió  por la osadía de un vasallo amenazando al rey:

   
“¡Reina, reina!, nuestro pueblo, es franco y no es así, subyugado, como está el pueblo de Castilla, ellos Nos tienen como su Señor, y Nosotros a ellos como buenos vasallos y compañeros"


Así fue como un vasallo valenciano, apoyado en el derecho, se atrevió llamar traidor al Rey en presencia de la Corte al no cumplir la ley, arriesgando su vida para cortésmente pero firmemente decirle al rey que respetara las leyes y que mantuviera la integridad territorial del Reino de Valencia. 



Callejero la próxima vez que pases por la plaza del Ayuntamiento,  y contemples la estatua de Francesc de Vinatea, hazlo con orgullo. Pues ahí tienes a un hombre que fue el primer Jurat de la Ciutat, Cap y Casal del Antiguo Reino de Valencia. Que su demanda de mantener la integridad territorial valenciana fue admitida por el rey, además de ser un ejemplo de civismo y razonamiento pacífico, siendo un héroe civil . Protagonista del primer triunfo en Europa del constitucionalismo y  del Pueblo Valenciano que dio la cara y posiblemente también la vida por defender nuestros Fueros. 


Fueros de Valencia



"Cada uno de nos somos tanto como vos, pero todos juntos mucho más que vos". 
                                                                                     - Francesc de Vinatea -



lunes, 13 de octubre de 2014

Cirios Felipo ( Comercios emblemáticos de Valencia # 1.)



Cerería Cirios Felipo.
C/ Navellos 14.
Barrio de la Seu.

Recorriendo la calle de Navellos, en dirección hacia el Pont de Fusta. Dejando a tus espaldas la Plaza de Virgen, a mano derecha veras un entresuelo donde unos llamativos escaparates llaman la atención.  Se trata de la Cerería de Felipo.  Una empresa fundada por Juan Felipo Soler, el cual vino de Teruel hacía Valencia para tener un futuro mejor.  Felipo entró como aprendiz en Tavernes Blanques, un tiempo después, al cerrar esta cerería y traspasarla, Juan se quedó este negocio fundando la tienda que hoy en día se conoce como Cirios Felipo. 


Cuando el señor Felipo falleció, su hijo Juan José Felipo Espronceda siguió con el negocio de su padre, que tras el año 1939  se asentó en Valencia en el lugar donde la encontramos hoy en día. La propiedad de la tienda fue pasando por las distintas manos de la familia Felipo, ganando fama y creciendo, atendiendo la demanda de sus productos fabricados de forma artesanal por toda la provincia. Actualmente es Juan José Felipo Martí - 5ª generación Felipo - quien la mantiene en activo con sus hijas Encarna y Mª Carmen que siguen esforzándose para ofrecer a sus clientes sus productos.
Siempre afanosos para atender a sus clientes. 

Así que callejero, cuando pases por aquí, baja los escalones hacia el interior de la aromática tienda, donde podrás encontrar todo tipo de productos: Preciosas y delicadas velas con flores y velas rizadas, para procesiones o comuniones, otras con motivos religiosos para misas. Cirios de Adviento para Navidad, cirios pascuales, velas y velones para uso doméstico. Inciensos, velas de cera de abeja y , otras de fantasía llenas de imaginativos diseños para adaptarse a las nuevas tendencias y demandas.

Cirios procesionales. 

Cirios Felipo es sin dudas una de las tiendas emblemáticas de la ciudad, y por eso te recomiendo que la visites algún vez, es más dentro de unas semanas será Todos los Santos, y si sois de los que aún conservan la tradición de poner un velón o "animeta" a vuestros seres queridos que ya no están aquí, venir a comprarlo a este lugar, donde podréis encontrar una amplia gama de colores y tamaños.

Gran surtido de velones y animetas para Todos los Santos. 

Tarjeta de visita de la tienda. 
Visita la web de la tienda: Cirios Felipo.

jueves, 9 de octubre de 2014

El Acta de Capitulación de Valencia.



Pacto entre Jaime I y Ceit Abu Ceit, rey de Valencia. - 26 de mayo de 1236 - 
Manuscrito sobre pergamino. 345 x 445 mm.
Conservado en el Archivo de la Corona de Aragón. ACA.
Real Cancillería, Pergaminos de Jaime I. núm.678.  


El Acta de Capitulación de Valencia, fueron las negociaciones que se llevaron a cabo directamente entre el Rey Jaime I y su mujer Violante de Hungría con el sobrino del rey Zayyán, Abu-I-Hamlek. Se tuvieron que citar en dos ocasiones para llegar a un acuerdo.

Hamlek pactó con el rey de Aragón, como señal de que Valencia se rendía, que izaría una bandera aragonesa en la torre de Ali Bufat. Según se dice, aquel fue el día mas feliz del monarca, como queda citado en las crónicas.

Entrega de llaves de la ciudad al rey cristiano. 
“ E nos fom en la rambla entre el reyal e la torra, e quam vim nostra senyera sus en la torra e descavalcam, e dreçam nos vers orient, e ploram en nostres ulls, besant la terra per la gran mercé que De unos havia feita” * 

[* Estábamos en la rambla entre el (palacio) real y la torre, y cuando vi nuestra señera en la torre y descabalgué, me giré hacía oriente y mis ojos lloraron, besando la tierra por la gran merced que Dios nos había hecho. ]

La noticia fue mal recibida en las filas cristianas, pues los soldados querían un asalto para poder conseguir botín. Se dieron algunos asaltos, pero el rey Jaime, castigó a aquellos que lo hicieron, con penas de muerte para algunos de ellos.
La Capitulación se firmó el 29 de septiembre, unas fuentes dicen que en Ruzafa, otras que en Walaya, un lugar ubicado en la actual plaza del Ayuntamiento.A los 10 días Jaime I, entró triunfante en la ciudad de Valencia, el 9 de Octubre de 1238. Habiendo conseguido hacer realidad el sueño de ser el rey de Valencia a la edad de 30 años. 

Entrada triunfal en Valencia de Jaime I - Fernando Richart. 1884.
Museo de Bellas Artes de Castellón. 


Esto es lo que se acordó en la Capitulación.
Prometo a Zayyán, rey de Valencia, que tanto el como todos los suyos, ya sean varones o mujeres, que voluntariamente salgan de Valencia a pie o a caballo, con dirección a Cullera o a Denia, serán llevados sanos y salvos, con sus armas, ropas y enseres, y serán conducidos según mi fe y protección; y desde el dia presetne hasta su salida de la ciudad disponen de veinte días continuos sin prórroga.

Además, quiero y concedo que tanto Yo, rey de Aragón, como mis descendientes tomaremos y recibiremos por nuestros vasallos, súbditos y naturales a los habitantes que voluntariamente escojan permanecer en Valencia o en todo su término, de cualquier estado o condición que sean, sin que les sea hecho mal ni daño ni desaguisado alguno contra justicia, ni les sea tomada cosa alguna de lo suyo, antes serán , tanto por mí como por mis gentes, honrados, favorecidos y bien tratados en todo tiempo para siempre jamás, procurando su amparo y seguridad así como su defensa real, y que ellos se arreglarán con los señores que tengan ahora las heredades.

Además, quiero y concedo que tanto Yo como mis descendientes dejaremos vivir para siempre jamás a los habitantes que escojan quedarse, tanto chicos como grandes, y estar en su ley y no les mandaremos quitar sus aljamas, cofradías, así como los minaretes desde donde los muecines llaman a las oraciones, y mandaremos dejar en dichas aljamas sus propios bienes y rentas como ahora los tienen, y que sean juzgados por su ley con consejo de sus jueces, según costumbre de los musulmanes, y les guardaremos y mandaremos guardar sus buenos usos y costumbres.

Además, quiero y concedo que las rentas de las cofradías y escuelas coránicas, asi como las limosnas, queden bajo el gobierno de los doctores para que las gasten y distribuyan como sea menester sin que Yo, rey de Aragón, ni mis decendientes nos entremetamos ni las tomemos no las embarguemos ahora ni en tiempo alguno por siempre jamás.

Además, quiero y concedo que ninguna justicia pueda proceder contra la persona de ningún musulmán por el mal que otro hubiese hecho, y que no padezca padre por hijo, ni hijo por padre, ni hermano por hermano, ni primo por primo, salvo quien hiciera el mal que lo pague.

Además, quiero y concedo que ningún musulmán ni musulmana sea forzado a tornase cristiano o cristiana contra su voluntad.

Además, quiero y concedo que, si hubiera algún debate entre cristiano o cristiana con musulmán o musulmana, dicho debate sea determinado teniendo presente un representante cristiano y otro doctor musulmán, para que nadie se queje de lo que fuera juzgado o determinado entre ellos.

Además, quiero y concedo, por mi poder y el poder de mis vasallos, treguas firmes, que hasta un tiempo de siete años no haremos daño alguno ni tampoco la guerra, ni por tierra ni por mar, ni lo permitiremos en Denia ni Cullera ni en términos, y, si alguno de mis vasallos o de mis hombres hiciera alguna maldad, Yo lo enmendaré íntegramente por misma cantidad de la fechoría.
Además, quiero y concedo que de todo lo se ha dicho Yo les mandaré dar a los habitantes de Valencia el día que el emir Abu Yamil Zayyán Ben Mardánish me entregue la ciudad con sus puertas y torres, como queda dicho.

Además, quiero y concedo que por la seguridad de dicha entrega, el señor de Valencia deberá entregar treinta personas de los hijos y hermanos de las principales familias de la ciudad, así como alguno de sus criados, para que estén como rehenes en mi poder hasta el día en que el emir Zayyán entregue la llave de la ciudad, y que durante el tiempo que dicho rehenes estén en mi poder los mandaré tratar muy bien, y mandaré que les den todas las cosas que hubieran menester para su mantenimiento.

Además, quiero y concedo que al mismo tiempo que reciba la llave de Valencia y me sean entregadas las puertas y torres de la ciudad, según queda dicho. Y el mismo día y hora pondré en toda su libertad a los rehenes, así como a las personas de sus servidores y servidoras que entraron con ellos y que no se  hubieran tronado cristianos. 

Todas las cosas aquí contenidas quedan asentadas y confirmadas por los adelantados y notarios mayores del rey Jaime I de Aragón para que valgan y sean firmes ahora y todo tiempo para siempre jamás, según y en la manera que aquí se contienen. 

Yo, Jaime, por la gracia de Dios rey de Aragón y de Mallorca, conde de Barcelona y de Urgel, y señor de Montpellier, por la presente aseguro y prometo por mi fe y palabra real de tener, guardar y cumplir todo lo contenido en esta capitulación, en lo que me toca a Mí toca e incumbe realmente y con efecto a los plazos y términos, y según en la manera que en esta capitulación se contiene, y cada cosa y parte de ella sin fraude alguno, y para seguridad de ello mando dar la presente firmada de mi nombre y sellada con mi sello.

Firma del rey Jaime I. 












domingo, 5 de octubre de 2014

La Mocadorà (Gastronomía valenciana #1 )

Una dulce tradición. 
Callejero seguramente durante tus paseos por la ciudad, estaras empezando a ver que los hornos comienzan a decorar sus escaparates con pañuelos y frutitas en miniatura. Esto es porque el  día 9 de octubre,  es el día de San Dionisos, el que es venerado como patrón de los enamorados valencianos, y es tradición regalar a la mujer o la novia la Mocadorà: un pañuelo de seda anudado en cuyo interior van dulces de mazapán, en forma de piruleta, tronador, y frutas y hortalizas de la huerta.

Su origen se remonta a la entrada del rey Jaime I en la ciudad de Valencia en 1238, y según se dice los moros obsequiaron a la reina con dulces de mazapán envueltos en un pañuelo de seda.  Jaime I en agradecimiento dio unas monedas a las jóvenes casaderas, que debido a la guerra se habían quedado sin dote para casarse, para que se pudieran casar, las cuales recogieron el dinero en sus pañuelos.


La tradición de la mocadorà tal como la conocemos hoy en día, procede del siglo XVIII, durante la Guerra de Sucesión, con los Decretos de Nueva Planta prohibieron celebrar la entrada de Jaime I en Valencia. Porque  ese día se lanzaban cohetes y era una fiesta muy escandalosa para las autoridades. Así que los panaderos en protesta crearon unos dulces de mazapán que representaban los cohetes que no podían lanzar, y que al mismo tiempo representaban la forma fálica o redonda de los órganos sexuales, masculinos y femeninos. Son los llamados piuleta y tronador. A su vez también confeccionaron pequeñas representaciones de frutas y verduras, que hacían referencia a la fertilidad de la Huerta de Valencia, y al regalo que le hicieron los musulmanes a la reina Violante.
Con el paso de los años, los dulces que seguían envueltos en pañuelos y eran el regalo para la mujer amada, fue dando el nombre a la fiesta valenciana.  “La mocadorà”  - pañuelada en español –




Por esta leyenda, que los musulmanes mostraron su amor hacia la reina los valencianos consideran el 9 de octubre como su particular día de los enamorados.  Donde el hombre le declara su amor a su amada con el pañuelo, y la mujer los va conservando año tras año desde que comienza el noviazgo en prueba de amor.

Así que apenas quedan unos días para que vayáis a comprar la mocadorá   demostrando lo mucho que amáis a vuestra mujer o novia… Y vosotras una pregunta ¿Cuántos bellos pañuelos tenéis guardados?








miércoles, 1 de octubre de 2014

SKYLINE OF VALENCIA (2ª parte.)


(Continuación de la entrada del lunes )


# 5. TORRES DE ADEMUZ.


Fotografía: J.Luis Vila Castañer.


Avd. de las Cortes Valencianas.
90 mtrs. 25 plantas. Año 2003.

Se trata de un conjunto de dos torres alzándose majestuosamente en el panorama urbano valenciano, en una  de las principales vías de entrada de la ciudad.


Poseer estas vistas es  posible si dispones de 290.000 euros.



# 4. EDIFICIO LLAVES DE ORO

Fotografía: J.Luis Vila Castañer.

Avenida Cortes Valencianas.
90mtros. 26 plantas. Año 2003.

Se trata de un rascacielos sofisticado, de uso residencial. Ubicado cerca del Palacio de Congresos. 


Si te gustan estas deportivas vistas al estadio de fútbol, puedes conseguirlas por 450.000 euros que cuesta una vivienda en el edificio. 


#3. AQUA MULTIESPACIO.


Fotografía: J.Luis Vila Castañer.




Avenida Menorca.
95 mtrs. 22 plantas. año 2002.

Diseñado por dos empresas: Escribano Arquitectos y L- 35 Arquitectos, bajo la dirección de Eduardo Simarro. Consta de dos torres, la más alta con planta ovalada y la baja con planta rectangular.
Ubicado cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Consta de un aparcamiento para 2.400 vehículos, 110 comercios en su interior, oficinas, dos hoteles de 3 y 4 estrellas.

Costo una cifra de 240.000.000 de euros. Como curiosidad hay que destacar que tiene el primer ascensor twin de España. Las dos cabinas están en la misma fosa y suben y bajan uno y otro, haciendo solo la mitad del recorrido ahorrando energía.


Cenar una noche contemplando estas magnificas vistas a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, puede salir por 90 euros el cubierto. 


 # 2. TORRE FRANCIA.


Fotografía: J.Luis Vila Castañer.

Avenida de Francia, 2.
115mtrs. 35 plantas. Año 2002.

Un elegante y moderno rascacielos de cemento gris, de uso residencial, junto la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con un luminoso color blanquecino se alza con estilo en la ciudad.



Poder disfrutar todas las mañanas de estas vistas puede costar una media de 245.000 euros el piso.


# 1. TORRE HILTON - VALENCIA (Meliá Valencia Palacio de Congresos)


Fotografía: J.Luis Vila Castañer.


Avenida de las Cortes Valencianas, 52.
117 mtrs. 35 plantas. Año 2006.

Este edificio es el actual "Techo de Valencia", un fabuloso rascacielos que se alza orgulloso tocando las nubes, un sueño hecho realidad del prestigioso arquitecto Norman Foster, consta de dos partes. Una estructura plana mas alta y la estructura principal de planta cilíndrica, en el interior cuadrangular.

Alberga un hotel de 5 estrellas, de la cadena Hilton de ahí el nombre de la torre. Desde 2011 lo gestiona la cadena hotelera Meliá, conociéndose ahora como Meliá Valencia Palacio de Congresos. Tiene una categoría de 4 estrellas, 309 habitaciones, distribuidas en 29 plantas, 33 suits y 2 suits presidenciales. Es un gran centro de convenciones de casi 2.000 m2 y 18 salas para distintos eventos, 2 restaurantes, spa, piscina y gimnasio.


Si tu sueño es pasar una noche en la Suit del Ático Presidencial y en su terraza privada, con vistas panorámicas, que hacen que sientas toda Valencia postrada a tus pies, puedes hacerlo realidad por 1.975 euros la noche.  



Este ha sido el ranking de los edificios mas altos de la ciudad, pero eso no es todo... Valencia, tiene algunos edificios  más, también atractivos y modernos de los cuales sabrás su historia, pero será en otra ocasión, ahora callejero es el momento de descansar y retomar fuerzas, para proseguir recorriendo las calles de la ciudad. 




Por último quiero agradecer a J.Luis Vila Castañer, su colaboración por su impactantes y bonitas  fotos para el Skyline of Valencia.